Cómo elegir a un traductor jurado

¿Qué es un traductor jurado?

Un traductor jurado es un profesional autorizado para dar fe de la traducción de cualquier documento a otra lengua. En Venezuela, los traductores jurados son conocidos como Intérpretes Públicos, y la autoridad certificante es el Ministerio de Relaciones Interiores y Justicia. Los candidatos a Intérprete Público deben pasar tres exigentes pruebas frente a un jurado para recibir la certificación oficial. Esta es válida para una sola combinación de idiomas. Por ende, un Intérprete Público en la combinación español-inglés solo puede dar fe de traducciones realizadas en esa combinación y solamente en esa combinación.

Otras certificaciones internacionales muy populares son las otorgadas por la ATA y por la FIT. Estas certificaciones garantizan en cierta medida la calidad de la traducción final, pero también representa una garantía de veracidad y exactitud para las instituciones, agencias y organizaciones que recibirán tu solicitud o postulación (para visados, programas académicos, etc.).

¿Por qué es importante elegir bien a un traductor certificado?

Muchas razones hacen que sea importante elegir con cuidado al traductor que traducirá tus documentos. En primer lugar, como en cualquier industria, existen muchos falsificadores. Todo traductor jurado debe entregar junto con sus traducciones una Declaración Jurada de Veracidad. Este es un documento legal donde el traductor da fe de que las traducciones entregadas han sido realizadas en la mejor medida de sus habilidades y que su contenido es fiel y exacto a los documentos originales.

Los servicios de traductores jurados tienden a ser más costosos que los de traductores no jurados, puesto que la responsabilidad de este tipo de traductor es muy alta, así como lo son sus destrezas. Por ello, una oferta excesivamente económica puede ser señal de que estás tratando con un falso traductor jurado. Las consecuencias de esto pueden ser varias: en el mejor de los casos tus traducciones serán rechazadas pero tendrás la posibilidad de entregar una nueva solicitud. En el peor de los casos tu solicitud de visado o de asilo político será rechazada debido a la calidad de las traducciones sin posibilidad de apelación. Un traductor jurado que cobra “muy barato” por sus servicios no tiene ningún incentivo para realizar traducciones 100% originales y fieles, pero tiene todos los incentivos para utilizar traductores automáticos como Google Translate para “salir” rápido de tus documentos y así tomar otras traducciones que sufrirán el mismo destino.

Un traductor jurado falso tampoco podrá dar testimonio de su trabajo si la institución, agencia u organización lo llega a contactar para solicitar más detalles. En fin, la conclusión es que no vale la pena ahorrar si el precio será mucho más alto al momento de realizar un trámite académico o legal.

¿Cómo saber si trato con un verdadero traductor jurado?

En Venezuela, los Intérpretes Públicos son nombrados oficialmente mediante las Gacetas Oficiales de la República. Por eso, verificar que una persona es realmente un traductor certificado es muy fácil, puesto que solo debes pedirle su número de Gaceta Oficial para verificar que realmente lo es.

Espero que este artículo haya sido útil. Por favor, no dudes en dejar tus comentarios si tienes otras preguntas respecto a la profesión del traductor.

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *